Que no le engañen. Es jodidamente difícil ser feliz.

[vc_row bg_color=””][vc_column][vc_column_text] Cualquiera que se haya acercado a esta bitácora, y haya tenido la paciencia  de pararse a leer aquella historia —lo cual agradezco enormemente y de todo corazón— titulada «Sobre el día aquel en el que creí haberlo perdido todo»,  en la que intentaba contar el cómo, en su momento, pude dar gracias a la vida tras una vivencia dolorosa, podría calificarme, con todo …

Sobre el día aquel en el que creí haberlo perdido todo

[vc_row bg_color=””][vc_column][vc_column_text] Me levantaba cada día antes del amanecer sin necesidad de despertador alguno. Mi único reloj a tan tempranera hora de la mañana no precisaba de ningún mecanismo, era simplemente mi reloj biológico, el cual, no sólo funcionaba con precisión suiza, sino que me trataba con la mayor de las cortesías, de tal modo que el buen humor y, sobre todo, la …

Por favor, no crean, sin más, todo aquello que aquí les cuento

Un cordial saludo a todos, estimados visitantes y lectores. Permítanme que me presente; mi nombre es Pedro Atienza, y espero, muy sinceramente, que este artículo con el que se inaugura esta bitácora, se pueda convertir en el “principio de una gran amistad”. Ese es mi más sincero deseo, que el tiempo nos permita conocernos a base de compartir desde aquí aquello que mutuamente pueda hacernos bien. Y eso …

No pierdas la esperanza, siempre hay un último tren

Las hojas secas de otoño correteaban junto a él empujadas por el viento seco y caliente que agrietaba su piel. Daniel, sentado en el viejo banco de aquella vieja estación, anclado en su fracasos, continuaba con la mirada fría y perdida. Su rostro solo reflejaba tristeza, la tristeza de quien no tiene prisa alguna por llegar a ninguna parte, al fin y al cabo, era lo que creía,  ya nadie le esperaba y …

Serenidad

Un 8 de noviembre de 2015, en Los Castaños — Cercedilla (Madrid), realizando, junto a mis compañeros de formación, un ejercicio correspondiente al curso “Liderar con el Talento” impartido por Javier Mañero de Escuela de Inteligencia. Cada día la busco. Trabajo en ello a cada instante, con ahínco, porque la necesito, la ansío tanto como al aire que respiro. Me desespero. No puedo vivir …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies