¿Me acompañas?
Views
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Categorias

escribe . comparte . inspira

Tu historia es siempre importante. Es única y exclusivamente tuya. Tu vida son experiencias y, a veces, si compartes, inspiras, enseñas, ayudas. ¿Te animas?

Tweets Recientes
¿Me acompañas?
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Inteligencia Emocional en Alicante

Después de cada noche viene siempre un nuevo día. Después de cada fin siempre viene un nuevo comienzo. Ya lo decía el santo de Barbastro: “la vida es un constante comenzar y recomenzar, un renovarse cada día”. Los proyectos, igualmente, también tienen su principio y su final, y, luego, nuevamente se reinventan con la innovación y, por supuesto, con la ilusión… mucha reilusión.

Esta bitácora es prueba de ello. Durante más cinco años vengo compartiendo mis reflexiones y pensamientos con vosotros, mis amigos en la nube —que es casi como decir mis amigos difuminados por allá, por lo etéreo—. He tenido la fortuna de ser visitado decenas de miles de veces y eso, como no podría ser de otro modo, es lo que ha dado sentido a todo lo que he contado. Los que me conocen comprobarán que esta, mi bitácora, ya no es la que era. Y esto, por supuesto, es un recomenzar de una labor no concluida sino renovada con mayores fines y objetivos y, por supuesto, faltaría más, con más grandes ilusiones y bríos para el duro trabajo que se avecina.

En cualquiera de los casos, es lo que pienso, y es a lo que vamos, como en esta mi nueva andadura, para alcanzar el buen fin de nuestras ilusiones, de nuestros sueños, de nuestras vidas, una condición es indispensable: el saber y el concretar desde dónde se está  hasta dónde se pretende arribar, que “no hay viento favorable para quien no sabe a dónde va”[1].

Dicen que el movimiento se demuestra andando. Andar, avanzar, con cada nuevo paso, implica convertir nuestra vida en un cambio continuo. Así es y,  tengámoslo presente, sólo el cambio es perdurable. No hay notro modo. Por lo tanto vivir es un proceso dinámico constante, una marcha única y diferente de cualquier otra que afecta sólo al propio individuo y que no sirve para nadie más que para él pues para otro, el camino ya no sería el mismo; sería camino de otro.

No es pues un drama el errar. Es este asunto humano. El drama estriba en no avanzar y, peor, el no saber que no se avanza y, agravado, saberlo y no enmendar.

pedroatienzaDispongámonos al cambio, sin temores ni miedos pero, eso sí, gestionando adecuadamente nuestras emociones, nuestros recursos y, siempre, con mucha responsabilidad. Al fin y al cabo la vida, lo dicho, es un constante comenzar y recomenzar.[mks_separator style=”solid” height=”2″]


 

[1]  Lucio Anneo Séneca (Latín: Lucius Annæus Seneca), llamado Séneca el Joven (Cordoba, 4 a. C. – Roma, 65 d. C.)

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Comments (1)

  • maria jose . noviembre 20, 2013 . Responder

    No se podría expresar mejor, el día a día.

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies