Pedro Atienza

Elegir y volver a elegir

Hay asuntos que al mentarse pueden producir sonrisas entre el personal por su manifiesta obviedad, y hay otros asuntos que por obvios pueden pasar inadvertidos difuminándose su importancia entre la rutina de nuestro día a día. Y, para de lo que hoy se trata, uno de ellos es el que se refiere, en nuestro modo de vida, a las diarias elecciones que realizamos desde el momento mismo en que abrimos los ojos cada mañana.

Así, elegimos despertarnos a las 7:00 y con ello elegimos coger a las 7:45 la linea 24 que nos lleva hasta la Universidad a la clase de 8:15. Elegimos el pantalón azul, con la camisa de rayas que combina a la perfección con nuestro suéter celeste y así, seguro, estaremos más que presentables en nuestro puesto de trabajo. Elegimos salir de la oficina media hora más tarde, sacrificando la que le toca a nuestra familia, porque es muy importante terminar la faena que tenemos entre manos. Elegimos no ver a nuestra pareja hoy, aunque nos cause pesar, porque es importante aprobar el examen de mañana. Elegimos, elegimos, elegimos… Nuestra vida es una continua elección.

CaminosSi reconocemos esta obviedad, la siguiente cuestión estriba en admitir la trascendencia de cada una de nuestras diarias elecciones en nuestro diario presente y, por añadidura, en la construcción de nuestro inminente futuro.

Así pues, llegados a este punto, ¿no será menester dar la oportuna consideración a cada una de estas decisiones? Y por ende, avanzando en la cuestión  ¿no será vital reconocer y priorizar sobre estas?

Cada elección, en efecto, marca, en positivo o en negativo, tanto el hoy como el mañana, eligiendo, una vez más con ello, la construcción de nuestro destino.

En la vida son muchos los asuntos que nos acontecen que no dependen de nuestra elección, pero sí elegimos, porque tenemos la capacidad, lo que vamos a hacer con cada uno de estos. Por tanto consideremos, me atrevo a apuntar, dos cuestiones para la reflexión:

  1. Mañana, cuando despiertes ¿para qué elegirás ponerte en pie?
  2. Y cuando lo decidas ¿qué actitud elegirás para afrontar el día?

pedroatienzaElegir y volver a elegir; usa el corazón, usa la razón, no olvides ni al uno ni  a la otra, pero elige y elige bien.


 

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Tal vez te interese

Sobre mí Todos mis posts Web

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies