¿Me acompañas?
Views
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Categorias

escribe . comparte . inspira

Tu historia es siempre importante. Es única y exclusivamente tuya. Tu vida son experiencias y, a veces, si compartes, inspiras, enseñas, ayudas. ¿Te animas?

Tweets Recientes
¿Me acompañas?
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Inteligencia Emocional en Alicante

En el tiempo, aprovechando el saber, haciendo lo que conviene

agosto 26, 2014.Pedro Atienza.0 Likes.0 Comments

“¿Amas la vida? Pues si amas la vida no malgastes el tiempo, porque el tiempo es el bien del que está hecha la vida.”

Benjamin Franklin (1706-1790)

 

logo_rae

tiempo (Del lat. tempus).

1. m. Duración de las cosas sujetas a mudanza.

2. m. Magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro. Su unidad en el Sistema Internacional es el segundo.

Si de algo estamos pendientes a lo largo de cada día, todos los días, eso es sin duda alguna, del tiempo. Controlar la gestión del tiempo no es garantía de felicidad. Existen otros muchos condicionantes la mayoría ajenos a nosotros y fuera de nuestro control— que influirán en este sentimiento y que deberemos afrontar con una adecuada gestión de nuestras emociones. Pero si esto es así, también lo es que desaprovechar el tiempo, para la mayoría de los mortales, es causa de profunda frustración. Por otro lado, hay que ser conscientes de que la efectividad de nuestra vida “sujeta a mudanza” tal que dice el RAE viene condicionada por factores como el tiempo y por el correcto uso que del mismo nos conviene ser capaces de realizar.

tiempoLa grandeza y el valor del tiempo se reconocen a lo largo de toda nuestra historia. El tiempo es oro, nuestro tesoro, y así todos lo entendemos aunque no siempre lo tenemos lo suficientemente presente. El tiempo lo puedes invertir y con él, tal vez, ojalá y así sea, generar y añadir valor a tu vida y a la de quienes te rodean pero, por más empeño que le pongas, no dispones de nada que te permita producir más tiempo, no puedes impedir que el tiempo corra y pase, pero tal vez sí haya algo en ti para evitar que se te escape.

Nunca ganas tiempo, es un recurso limitado del que nunca sabrás a cierta de cuánto dispones; a lo sumo, si lo administras bien podrás saborearlo y sacarle mejor el jugo haciendo mejores cosas con el mismo tiempo. Tu tiempo es tu vida,  por lo que malgastar el tiempo es malgastar la vida. Y así, sobre este asunto nos decía Shakespeare: “Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí”. Gestionemos pues diligentemente nuestro tiempo.

Pero el buen uso del tiempo no se concreta con hacer más cosas con el mismo tiempo. No se trata de vivir una carrera contra el reloj.  Se trata de aprovecharlo  haciendo lo que de verdad es importante para nuestra vida, convirtiendo el reloj en la brújula que nos acerque paso a paso hasta nuestros más nobles objetivos y, para ello, se trata por tanto de utilizar nuestra sabiduría para gestionar de manera óptima nuestras decisiones.

Definir nuestras metas, nuestros objetivos, nuestra misión, nuestra visión, nuestro sentido de la vida, será fundamental para optimizar nuestro tiempo y, con ello, la vida misma. Se trata, al fin, de definir lo verdaderamente importante y centrarnos en cada una de las tareas que pudieran estar en este cuadrante, pues serán estas bien cumplidas las que nos llevarán por el camino más seguro hacia el éxito, tal y como cada cual lo entienda.

Y aquí, como ya apuntábamos, es que de esto también se trata cuando llega el momento de poner en práctica todo nuestro saber y es cuando este adquiere su sentido, esto es, con el ejercicio activo del mismo, pues la sabiduría en sí misma, si no tiene una aplicación efectiva, se vuelve en algo inerte.

“Dan, tengo algunos lugares que mostrarte e historias que contarte. Tengo secretos que revelar. Pero antes de que iniciemos esta aventura juntos, es preciso que lo sepas: el valor de un secreto no reside en lo que sabes, sino en lo que haces […] El conocimiento no basta por sí solo […] La vida exige algo más que conocimiento; exige una intensa capacidad de sentir y una energía inagotable. Solamente la acción justa insufla la vida al conocimiento

Dan Millman, “El Guerrero Pacífico”

Mafalda

La famosa doctora Meredith Grey, en uno de los capítulos de la famosa serie televisivaAnatomía de Grey”, nos dejó una de sus habituales reflexiones la cual decía, más o menos, así: «Hace doscientos años, Benjamin Franklin compartió con el mundo el secreto de su éxito. “Nunca dejes para mañana”, dijo, “lo que puedas hacer hoy”. Ese fue el hombre que descubrió la electricidad, y supongo que pensaría que muchos escucharíamos lo que dijo. Lo cierto es que no sé por qué posponemos las cosas, pero si tuviera que adivinarlo, diría que tiene que ver con el miedo. Miedo al fracaso. Miedo al dolor. Miedo al rechazo. A veces el miedo es a tomar una decisión, porque ¿qué ocurre si te equivocas? ¿Qué ocurre si cometes un error que no puedes deshacer? Sea lo que sea lo que tememos, una cosa es cierta: que en el momento en que el dolor de no hacer las cosas es peor que el miedo a hacerlas, uno puede sentirse como si cargara con un tumor gigante

TiempY por todo, se trata, al fin, de tomar la iniciativa reconociendo nuestra responsabilidad en conseguir que las cosas ocurran. Alcanzar nuestro equilibro vital requiere de nuestra responsable actuación, y siempre y en todo caso la responsabilidad de actuar es enteramente nuestra.

Desde esta bitácora hemos apelado insistentemente a nuestra propia responsabilidad en la gestión de nuestras vidas. Es esto una toma de conciencia personal e intransferible, y, por lo general, tan dolorosa y complicada como precisa y necesaria. Y es que si con los recursos de los que disponemos, aprovechando la eficaz conjunción de estos elementos tratados, actuando conscientemente desde nuestro conocimiento, y utilizando el tiempo pedroatienzaadecuadamente, no tomamos el control de nuestro presente, no lo dudes, alguien lo hará por nosotros.


 

Si deseas comentar este post, también podemos conversar en twitter @pedroatienzatwitter

[mks_separator style=”double” height=”2″]

alicante-empresarialEscuela de Inteligencia

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies