¿Me acompañas?
Views
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Categorias

escribe . comparte . inspira

Tu historia es siempre importante. Es única y exclusivamente tuya. Tu vida son experiencias y, a veces, si compartes, inspiras, enseñas, ayudas. ¿Te animas?

Tweets Recientes
¿Me acompañas?
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Inteligencia Emocional en Alicante

Mis acciones son gobernadas por el apetito, la pasión, el prejuicio, la avaricia, el amor, temor, medio ambiente, hábitos, y el peor de estos tiranos es el hábito. Por lo tanto si tengo que ser esclavo de los hábitos, que sea esclavo de los buenos hábitos. Los malos hábitos deben ser destruidos y nuevos surcos preparados para la buena semilla.

Og MandinoEl vendedor más grande del mundo, Edi. Grijalbo 1979

logo_raehábito (Del lat. habĭtus).

2. m. Modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas.

Nuestro yo y su apariencia, en gran medida, vienen determinados por nuestros hábitos, hasta el punto de definirlos de manera casi fotográfica. Nuestros hábitos son esos comportamientos, expresiones y maneras de sentir realizados de manera repetitivade forma automática, y no sería, a mi entender, para nada descabellado afirmar que somos, en cierta forma, la suma de todos ellos, de manera que estos, como afirma Stepfhen R. Coveyllegan a generar nuestra capacidad de ser efectivos o inefectivos en nuestra vida.

Manos atadasEl educador Horace Mann afirmaba:  «Los hábitos son como hebras. Si día a día las trenzamos en una cuerda, pronto será irrompible». De esta forma, los hábitos los hacemos tan nuestros que se convierten en nuestro escudo, siendo la excusa perfecta para protegernos ante los vaivenes de  la vida con ese habitual:  «yo soy así».

Lo cierto es que el hábito, de manera intensiva y extensiva, se expande y se arraiga en nuestro ser. Sus ramas, a la par que sus raíces, van cada vez más allá, en todos los aspectos de nuestra vida, adquiriendo vitalidad y erigiéndose como coraza protectora ante los agentes externos a nuestra persona.

Como el castillo de Maléfica ante la llegada del príncipe, esas raíces emergen convertidas en peligrosas y dañinas espinas ante quien nos visita, proporcionándonos una tan hipotética como falsa “seguridad”, asentándonos, arraigándonos a nuestra zona de confort. El hábito se convierte de esta forma en un atajo heurístico que nos facilita el estar en esta vida. Por contra, este ahorro de energía que nos proporciona el hábito, puede llegar a anular la intervención de nuestra consciencia, lo cual, en determinadas actividades vitales se convierte en algo muy peligroso.

malefica maleficent walt disney 2014 angelina jolie la bella durmiente stills screencaps capturas wallpapers imagenes hd sleeping beauty live action diablo cuervo raven (13)

Así pues, si el hábito es bueno, el atajo será positivo; si el hábito es malo, esta falsa protección no hará más que dañar nuestras relaciones, tanto intrapersonales, como interpersonales. “Por lo tanto si tengo que ser esclavo de los hábitos, que sea esclavo de los buenos hábitos” [1].

¿Se pueden cambiar los hábitos?

Siembra un pensamiento, cosecha una acción; siembra una acción, cosecha un hábito. Siembra un hábito, cosecha un carácter; siembra un carácter, cosecha un destino.

Charles Reade (1814 – 1884

Dice Elsa Punset: “Recuerda que sólo logramos transformar aquello que comprendemos […] Tienes un cerebro de plástico, y podrás cambiar todo aquello que logres comprender si te pones manos a la obra”  [2].

Por tanto, cuando un individuo quiere iniciar un proceso de renovación, es fundamental invertir el tiempo necesario en la toma de conciencia de sí mismo, analizando, y comprendiendo, los tipos de hábitos en los que está inmerso. Una forma de mejorar nosotros es hacer que mejoren nuestros hábitos, y para ello es necesaria una etapa de profunda reflexión.

Por definición, Covey habla del hábito como una intersección de conocimiento, capacidad y deseo, siendo que el conocimiento es el paradigma teórico, el qué hacer y el por qué; la capacidad es el cómo hacer. Y el deseo es la motivación, el querer hacer. Para convertir algo en un hábito de nuestra vida, necesitamos esos tres elementos [3].

H

De esta forma, según afirma  Covey, trabajando sobre la capacidad, el conocimiento y el deseo es como podremos romper los viejos paradigmas que nos amarran, fuente de la pseudoseguridad de la que hablábamos, tanto a nivel intrapersonal como interpersonal.

Los procesos de transformación suelen ser dolorosos, de manera habitual. El cambio, ya lo sabemos, es complicado y harto difícil de gestionar. Por otro lado para que un cambio tenga éxito tiene que ser motivado por un propósito superior, de tal forma que el viejo hábito quede subordinado a nuestro deseo futuro. Así, nuestro éxito se sustentará pedroatienzaen nuestra capacidad de gestionar deseos, actitudes y aptitudes de modo que logremos invertir nuestras vivencias presentes, de manera voluntaria, en beneficio de aquellas otras que deseamos para nuestro futuro.

Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito

Aristóteles  (384 a. C. – 322 a. C.)

[1] “El vendedor más grande del mundo, Og Mandino Edi. Grijalbo 1979

[2] “El mundo en tus manos” – Elsa Punset, Editorial Destino

[3] “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” – Stephen R. Covey, Edi. Paidós

[mks_separator style=”double” height=”2″]


 

alicante-empresarialEscuela de Inteligencia

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies