¿Me acompañas?
Views
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Categorias

escribe . comparte . inspira

Tu historia es siempre importante. Es única y exclusivamente tuya. Tu vida son experiencias y, a veces, si compartes, inspiras, enseñas, ayudas. ¿Te animas?

Tweets Recientes
¿Me acompañas?
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Inteligencia Emocional en Alicante

Los parados de Marienthal. ¿Paz social o de camino hacia la resignación? (Parte I a modo de introducción)

junio 3, 2013.Pedro Atienza.0 Likes.0 Comments

Marie Jahoda (1907-2001)
Los parados de Marienthal
Hemos pisado el suelo de Marienthal como científicos.
Lo hemos dejado, con el único deseo de que la oportunidad de efectuar experimentos semejantes fuera eliminada de nuestro tiempo.
En recuerdo a la pionera de la investigación social.
Gramatneusiedl 2002

Hace apenas un par de horas que una corta pero intensa plática tras un café vespertino, uno de los tertulianos apelaba al mantenimiento de una «paz social» estable como garantía de prosperidad para nuestro país, a la vez que caía, de nuevo, aquella pregunta que tantos españolitos de a pie se hacen cada despertar que no es otra que: cómo es posible que en un país con seis millones de parados (sobre la E.P.A.) —novecientos mil de los cuales son menores de veinticinco años— y con un índice de confianza en las Instituciones —inversamente proporcional a los escándalos político/financieros conocidos día a día— que se desmorona momento a momento, no se haya producido un estallido social.

EPA 1º T 2013

Dado que de todos es de sobra conocida la economía sumergida como punto de apoyo y supervivencia de esta maltrecha nación nuestra; dado que el esfuerzo de nuestros jubilados y pensionistas por mantener unidas las familias formadas por su descendencia es calificable como algo más que de heroico; dado que con todo ello ya contamos, posiblemente sea el momento de reflexionar sobre ese algo más que mantiene a una sociedad entera en estado de letargo con actitud reactiva y a la espera de lo que venga a pasar un día, y otro, y otro más.

Y reflexionando sobre el asunto en cuestión, es como hemos creído oportuno recordar el episodio de Marienthal que, a nuestro parecer, bien podría servir como semejanza a lo que hoy acontece y muy directamente relacionado con la centralidad que el estar ocupado y asalariado supone para la persona tanto desde su individualidad como desde su pertenencia a un colectivo.

Así, desde noviembre de 1931 hasta mayo de 1932, época en la que, por cierto, las llamadas ciencias humanas se encontraban todavía en mantillas, sabemos que investigadores de la Unidad de Investigación de Psicología Económica de Viena, fundada en octubre de 1931, bajo la dirección de Paul Lazarsfeld Félix (1901-1976), vinieron estudiando los efectos sociales y psicológicos del desempleo en la localidad de Marienthal, donde —debido a el cierre de la fábrica textil que hasta ese momento había sido su fuente de prosperidad— el cincuenta por ciento de los trabajadores habían quedado desempleados y el porcentaje de las familias que fueron afectadas por el desempleo se acercó mucho al setenta y cinco. El texto principal del libro «Marienthal, sociografía de una comunidad golpeada por el desempleo», publicado en la primera versión alemana, en Leipzig 1933, fue escrito por Marie Jahoda (1907-2001), el apéndice sociográfico por Hans Zeisel (1905-1992), la introducción es de Paul F. Lazarsfeld y a las conclusiones de dicho trabajo nos referiremos, aunque no de manera extensa, en el presente artículo.

Los parados de Marienthal“Los hombres, solos o en grupo, pasan largas horas en la calle, pegados a las paredes o acodados en la barandilla del puente. Apenas giran la cabeza cuando ven pasar un coche, y a veces encienden la pipa. Las conversaciones se alargan hasta el infinito, no hay nada que obligue a apresurarse, nadie tiene prisa […]

En suma, los habitantes de Marienthal, tanto en general como en los detalles de su vida cotidiana, parecen haberse decantado hacia una apreciación más primaria y más indiferenciada del tiempo. La nueva situación ya no se integra en el esquema temporal preexistente: a un mundo más pobre en acontecimientos y en estímulos corresponde una percepción más empobrecida del tiempo¹”.

Así, a modo de pequeña pincelada, se viene describiendo en este reconocido trabajo de investigación las condiciones de vida en Marienthal, una población, como insiste el título del trabajo, azotada por el desempleo a la estela de la Gran Depresión norteamericana de los años treinta.

Y a las conclusiones de dicho trabajo nos referiremos, aunque no de manera extensa, en la continuación del presente artículo. [sigue…]

________________________________________________Pedro Atienza

¹ Paul F. LazarsfeldMarie Jahoda y Hans Zeisel 1996: Los parados de Marienthal: sociografía de una comunidad golpeada por el desempleo. Madrid, Las Ediciones de la Piqueta.

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies