¿Me acompañas?
Views
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Categorias

escribe . comparte . inspira

Tu historia es siempre importante. Es única y exclusivamente tuya. Tu vida son experiencias y, a veces, si compartes, inspiras, enseñas, ayudas. ¿Te animas?

Tweets Recientes
¿Me acompañas?
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Inteligencia Emocional en Alicante

Motivos, objetivos y meras intenciones

enero 26, 2015.Pedro Atienza.0 Likes.0 Comments

«El motivo no existe siempre para ser alcanzado, sino para servir de punto de mira»

Joseph Joubert

Pintura Fabián Pérez, Brindis con Champagne

Pintura Fabián Pérez, Brindis con Champagne

Hace no demasiados días que aún brindábamos unos con otros, en medio de alegres y sonoras celebraciones y deseándonos todos para todos, entre beso y beso, y algún que otro arrumaco, las mayores de las fortunas y las más grandes de las dichas para este año que recién comienza, como si la última campanada de la Puerta del Sol, no fuera más que el principio de una nueva etapa que recomienza, con habituado ritual, justo cada 365 días.

Y con este nuevo comienzo, como cada año, claro está, nos cargamos gustosos de nuevas o nuevamente reiteradas intenciones —este año, sí que sí, y lo sabes— y  de hermosas declaraciones de buena voluntad  con las que alcanzaremos metas insospechadas y demostraremos al mundo todo aquello de lo que cada cual es capaz.

Claro que estando ya en las fechas que estamos —ya pasado casi un mes—, la mayoría de nuestros nuevos propósitos y nuevas ilusiones ya habrán caído en el olvido tras el síndrome postnavideño. Algún jersey nuevo, algún bolso, alguna corbata o, alguna joya, tal vez, una tablet —tirando ya la casa por la ventana— serán las pocas novedades que nos habrá dejado el nuevo año. Y es que tras la resaca de las doce uvas y la Cabalgata de Reyes y el roscón con chocolate, nuestra motivación para emprender nuevas batallas va decreciendo a velocidad pasmosa, inserta nuevamente en la rutina de nuestra zona de confort.

Y así, de este modo, la vida a cada cual nos reubica donde mismamente estábamos, la euforia desaparece, las esperanzas se desvanecen, las fuerzas ya no son ni están y todo parece quedar en un triste “todo sigue igual”, conformándonos con ese deseo extendido de que, al menos, con los tiempos que corren, este año sea como poco igual que el anterior.

Sueños en el blog de Pedro Atienza

Pero no es mi propósito alimentar el desaliento, pues, estoy convencido de que en la redacción de cada historia, ciertamente, sí podemos influir con nuestras decisiones y acciones para así conseguir el mejor de los finales, al que añadiremos sin dudarlo un gran “continuará”.

Y es mi intuición, que la solución para este asunto de mejorar nuestras vidas alcanzando nuestras metas, no pasa por esa eclosión desmedida de muestras de felicidad, éxitos y dichas que facebook se ha empeñado en compartir por doquier, de modo que, a veces, me da que pensar que sólo yo, con el consuelo de unos cuantos que conozco, vemos el asunto desde la perspectiva que nos hace descubrir las dificultades y los lances que todavía nos quedan que afrontar y superar, aclarando que a mi modo de ver, reconocer los obstáculos a superar no implican para nada un a posición pesimista sino situarse en una postura coherente, en la seguridad de que podemos alcanzar nuestras metas pero con trabajo y esfuerzo diario, y  no pensando en encontrar la piedra filosofal, el manual “Sea usted feliz en 15 días”.

optimismoY así es, desde actitudes y perspectivas optimistas y positivas, el asunto, en esta ocasión, será una cuestión, no de buenas y meras intenciones, sino de motivados objetivos y metas, que nos lleven a alcanzar nuestro sentido y nuestro fin. Pero para la consecución de estos últimos es inherente la existencia de los primeros, y por ello creo necesario resaltar la importancia de su definición de manera explícita, clara y racional, en un entorno localizado, y en un tiempo y espacio determinados.

Y si así lo hacemos, de manera adecuada, conseguiremos convertir realmente nuestros objetivos y metas en verdaderos aliados que contribuirán de forma efectiva en:

  • la forma de guiarnos a través de las acciones y estrategias de tal modo que nos facilite coordinarlas de la manera más apropiada.
  • proporcionarnos un método que nos permita evaluar y controlar nuestros avances, nuestros desvíos y la manera de corregirlos.
  • con ello, mantener la motivación necesaria como para perseverar en nuestra tarea.
  • la posibilidad —a través de nuestra claridad y coherencia en la manera de presentar nuestro trabajo y esfuerzo— de transmitir a nuestro entorno una imagen eficiente y positiva que, muy posiblemente, nos ayudará en el logro de nuestro desarrollo deseado.

SMARTY para todo ello será igualmente conveniente determinar los aspectos que se deberán observar en el establecimiento de metas para que estas cumplan debidamente su condición necesaria de efectividad. Y así se debería considerar que los objetivos, nuestros objetivos deberán ser siempre:

  1. claros y específicos, bien definidos, donde no quepa posibilidad de confusión que nos lleve a errar en nuestra estrategia.
  2. acotados en el tiempo, con un principio y un fin.
  3. siempre realistas, ambiciosos pero alcanzablesNunca utópicos, pues en ese caso no tendrían valor alguno por no ser motivadores.
  4. y, por supuesto, medibles, lo que nos permitirá evaluar tanto el desarrollo como los resultados.

Y con todo ello, siendo minuciosos en nuestra labor, —sin cerrarnos a la innovación, que no a la improvisación— seremos capaces, muy posiblemente, de redactar el guión de nuestra historia o, cuanto menos, endulzarla  a nuestro gusto para que se convierta de esta forma en un caminar llevadero y productivo para sí y para los demás.

Realmente no estoy convencido de la tan difundida creencia de que “nada es imposible” —creo en la existencia de las limitaciones insalvables—, pero sí creo que con objetivos concretos marcados, un buen plan y muchas, muchas ganas, los sueños, a veces, se hacen realidad.

pedroatienzaAsí pues, felices metas y muy provechosos éxitos.


 

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies