¿Me acompañas?
Views
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Categorias

escribe . comparte . inspira

Tu historia es siempre importante. Es única y exclusivamente tuya. Tu vida son experiencias y, a veces, si compartes, inspiras, enseñas, ayudas. ¿Te animas?

Tweets Recientes
¿Me acompañas?
Reciba las notificaciones con las últimas novedades
Loading...Loading...


Inteligencia Emocional en Alicante

¿Qué es Inteligencia Emocional?

agosto 12, 2015.Pedro Atienza.0 Likes.0 Comments

Supongo, que en una bitácora como esta, en la que los asuntos a tratar, sean estos cuales fueren, se harán siempre, es nuestra intención, desde la perspectiva del conocimiento de la Inteligencia Emocional, sería lo suyo, ahora en este inicio, dar unas pinceladas sobre la materia en sí, procurando, por lo menos por el momento, no convertir este lugar en un sitio muy teórico pues aquí, al fin, de lo que se trata es de reconocer y tratar sentimientos y emociones con el fin de mejorar nuestra relación con los demás pero, sobre todo, y no se extrañen, con nosotros mismos.

En uno de nuestros cursos —me encanta contar esta historia— organizado bajo el amparo de Escuela de Inteligencia  —en concreto el Nivel I de Inteligencia Emocional— que impartimos hace ya algún tiempo en nuestra sede de Alicante, tuvimos la fortuna de contar entre los alumnos con la presencia de un gran amigo y persona —a la vez que mente prodigiosa, por cierto, al que por llamar podríamos llamar Daniel— que a la habitual pregunta realizada a todos los presentes sobre sus expectativas sobre lo que esperaba de las 40 horas que íbamos a pasar juntos en aquel taller, él contestó: “quiero convencerme de que la Inteligencia Emocional no es una moda”.

Este hombre y buen amigo nuestro, Daniel, ya venía, como el mismo decía, “con los deberes hechos”, esto es con la obra de Goleman leída y, como no podría ser de otra manera, entendidaInteligencia Emocional había sido su libro de cabecera durante unas cuantas semanas y, una vez había asimilado la teoría, lo que de verdad precisaba era sentir aquello que entonces intuía que podía cambiar su vida; necesitaba verificar y convertir la experiencia en su verdad.

Y así su deseo su funde, ya desde entonces, con nuestro objetivo de hoy al futuro, que el lector aprenda sintiendo, experimente, verifique e interiorice y, para ello es nuestro deber, facilitarle las herramientas que nos aporta en este sentido la Inteligencia Emocional.

Aristótles y Platón

 «Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.»

Aristóteles, Ética a Nicómaco

Y es que como hizo entonces nuestro amigo, al casi traerse el libro de Daniel Goleman bajo el brazo, parece que no se puede hablar de Inteligencia Emocional sin citar a tan prolífico autor y a su tan prestigiosa como conocida obra. Y, supongo yo, no habrá sido para nada casualidad que el mismo Goleman haya comenzado su estudio sobre la materia con esta cita de Aristóteles  que reproducíamos unas líneas más arriba, porque esto es, realmente, Inteligencia Emocional, el reconocimiento de nuestras emociones y la oportuna gestión y uso de las mismas.

  • ¿Qué es Inteligencia Emocional?

Durante los días que duró aquel curso, realmente fui yo quien aprendió muchísimo. Entonces no participaba ni como alumno ni como docente y, sin entrar en más detalles, aquella situación me permitió observar alejado un poco y con una muy interesante perspectiva.

Vi a las personas, también a Daniel, reír, llorar, compartir; los vi escondiéndose de sí, los vi abriéndose a los demás; los vi solitarios y, a un tiempo, los vi como almas fundidas en una sola; las vi discutir entre ellas y las vi abrazándose y besándose; sentí sus miedos y sentí su valor; sentí, al fin sus emociones, porque de eso se trataba, de emocionarse y ser consciente de lo que aquello les aportaba a cada cual en sí mismo y como grupo que formaban.

Y me convencí entonces de las bondades del estudio y del dominio de la gestión de emociones por lo mucho que, con ello, puede crecer y elevarse un ser, trascendiendo más allá de su propia persona.almas fundidas

Daniel me confesó, al fin, “la Inteligencia Emocional no es una moda, esto tiene base científica, y además, es algo que se siente”. Y porque se siente, la Inteligencia Emocional se convierte en una forma de entender la vida y el mundo donde el ser es el auténtico dueño de sí mismo.

Poner en práctica las enseñanzas que nos proporciona el estudio de la Inteligencia Emocional es verdaderamente apasionante, pero como en toda materia hay un origen y una teoría sobre la misma que es necesario conocer para la mejor comprensión y aprovechamiento de la verdadera experiencia de gestionar emociones en bien propio y mutuo hacia quien nos rodea.

Desde el principio de este artículo nos marcamos como objetivo no teorizar en demasía, pero si tuviera que elegir una definición de entre las que la ciencia nos regala, permitanmé quedarme con la de Peter Salovey y John Mayer cuando hablan de la Inteligencia Emocional como “la habilidad para gestionar sentimientos y emociones, discriminar entre unos y otros, y la capacidad de utilizar esta aptitud para dirigir nuestros propios pensamientos y acciones”.

[Con todo, permítanme invitarles a visitar  «Sobre Inteligencia Emocional — en el origen», que publiqué en nuestra página del blog de Alicante Empresarial, el cual ha servido de base al presente artículo y que puede servir, igualmente, de complemento más teórico para  aquello que aquí se dice]

Para finalizar sólo añadir que la Inteligencia Emocional es gestionar emociones, cosa por cierto nada fácil, y más cuando para ello nos tenemos que enfrentar, desde nuestra posición en nuestra zona de confort,  al autoconocimiento, al cambio, a nuestros propios miedos, hasta alcanzar al fin, el adecuado control de las mismas, encaminándonos hacia nuestra visión, a través de nuestra misión, de modo que, cpedroatienza1on todo, alcancemos la verdadera libertad que no es otra que ser nosotros mismos, pudiendo elegir cada cual quién, realmente, quiere ser.

image

 

pedroatienza@inteligenciaemocional.centerpedro_atienza_inteligencia_emocional_center_Alicante


 

Pedro Atienza

Máster en Gestión y Administración de Empresas por FUNDESEM Business School. Experto en Inteligencia Emocional y Coaching Ejecutivo por la Universidad Rey Juan Carlos y Escuela de Inteligencia de Madrid. Formado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Alicante.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Add comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies